Nuevo marco Normativo Europeo: Ecodiseño y Etiquetado Energético.

BAXI-02-02Reglamento europeo de Ecodiseño (ErP) y etiquetado energético

En los reglamentos 811,812,813  y 814  de 2013 de la Comisión Europea se desarrollan la Directiva 2009/125/CE de diseño ecológico y la  Directiva 2010/30/UE de etiquetado energético. Esta nueva legislación se compone de dos importantes leyes:

  • La norma de Diseño ecológico (ErP)
  • La norma de etiquetado energético.

Ambas serán de obligado cumplimiento en los 30 estados miembros del área de influencia económica la CE a partir del 26 de Septiembre de 2015

La primera de ellas, la norma de Ecodiseño (ErP), establece requisitos mínimos de eficiencia energética, emisiones de NOx y de niveles de ruido para los equipos de calefacción que se fabriquen o instalen en Europa. El objetivo de esta norma es la de alcanzar los protocolos internacionales de reducción de emisiones de CO2 y más en concreto lograr los objetivos del plan europeo 20/20/20 en el 2020.

La norma de etiquetado energético, que ya es obligatoria en muchos de los productos energéticos y de consumo de nuestro día a día, tiene como objetivo dar información sencilla al consumidor sobre la eficiencia de los productos de calefacción que compra. La idea final es incentivar la compra de los productos más eficientes. Las etiquetas no sólo deben aparecer en los productos comercializados individualmente, los conjuntos de equipos que un mismo profesional instale en el mismo lugar, deberán llevar una etiqueta energética del conjunto.

Como resumen, podemos decir que esta legislación prohibirá los productos menos eficientes. Los mínimos de eficiencia establecidos difícilmente podrán ser alcanzados por calderas convencionales, la caldera de condensación será protagonista a partir del 2015.
FOTO 1

 

 

 

 

La normativa ErP no sólo definirá los productos que puedan ser instalados a partir de Septiembre de 2015, también cambiará la forma de calcular los rendimientos de los generadores de calor. Uno de los cambios más importantes será el uso del PCS (Poder Calorífico Superior) de los combustibles. Hasta ahora en nuestro sector se utilizaba el PCI (Poder Calorífico Inferior) para definir la eficiencia de los equipos, esto nos proporcionaba valores cercanos e incluso superiores al 100% de rendimiento. Algo que era, desde el punto de vista más purista, una manera inexacta de hacer los cálculos ya que no se tenían en cuenta el calor latente del vapor de agua originado durante la combustión. Al utilizar el PCS para hacer el cálculo de rendimiento, los valores resultantes serán más realistas, pero muy inferiores a los que estamos acostumbrados.

De la misma manera, esta nueva reglamentación establecerá un nuevo método para el cálculo del rendimiento de las calderas de menos de 70 KW: el rendimiento estacional.

En realidad se trata de una aproximación más certera al posible rendimiento de un equipo en una instalación real.

La fórmula que se establece en estos reglamentos para el rendimiento estacional, parte de una media ponderada de los rendimientos instantáneos que siempre hemos utilizado (al 30% y al 100% de potencia). Por supuesto calculados con respecto al PCS del combustible. A esta media ponderada se le restarán una serie de factores de corrección que tienen que ver con la reducción de eficiencia, en el uso energético, durante el funcionamiento de la caldera:

FOTO 2

 

 

 

 

Los factores de corrección que restarán eficiencia son:

  • Corrección por ajuste de la temperatura
  • Corrección por consumo eléctrico de la caldera
  • Corrección por perdidas de calor durante paradas
  • Corrección por consumo eléctrico durante el encendido

Con todo esto, los valores de rendimiento que utilizaremos para nuestras calderas a partir de Septiembre de 2015 serán muy inferiores a los actuales, siendo los mismos aparatos, e incluso mejores.

FOTO 3

 

 

 

 

 

Artículo Técnico BAXI Calefacción